El pasado futurista de Oneohtrix Point Never

El pasado mes de enero The Wire volvió a sorprendernos con su particular valoración de la mejor música del año. El magistral Broadcast and The Focus Group investigate Witch Cults of the Radio Age (Warp) fue calificado como mejor disco del 2009, mientras que la medalla de plata se la llevó Rifts (No Fun Productions), un triple álbum publicado en doble formato firmado por Daniel Lopatin aka Oneohtrix Point Never. Decía que la revista británica nos sorprendió porque incomprensiblemente este hermoso trabajo pasó desapercibido por el resto de almanaques musicales. Por este motivo hoy hemos creído oportuno hacer hincapié en la atención que se merece.

Rifts está formado por Betrayed In The OctagonZones Without People y Russian Mind, tres álbums instrumentales que carecen de beats, interpretados únicamente con las oscilaciones arpegiadas de sintetizadores analógicos. Evoca un pasado tecnológico que parece haber quedado atrás, y que el autor rememora con cierta nostalgia. Sus reminescencias podríamos relacionarlas con la hauntología de los citados broadcast o con el palimpsesto trazado por James Leyland Kirby. Una memoria resucitada, en este caso haciéndonos volar hacia el espacio exterior, erxplorando el universo cósmico a través de una ciencia ficción sonora, o el abismo interior de uno mismo. Como influencias cabe destacar la kosmische musik de Klaus Schulze o Tangerine Dream, e indudablemente una mención especial a Boards Of Canada.

A pesar de que Riffts es un continuum difícil de desglosar, os dejo con un pseudo videoclip no oficial de Russian Mind, uno de sus mejores cortes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Retroriff. Usamos cookies.