Todo lo que siempre quisisteis saber sobre Marc Ribot, pero nunca os atrevisteis a preguntar

En la época de las vacas flacas en el negocio de la música, estamos cada vez más sorprendidos con la proliferación de nuevas ideas sobre cómo publicar, promocionar o vender un disco. Estas desesperadas medidas tal vez consigan que el pulso desfalleciente del paciente musical no se detenga. Mientras vemos los resultados, estamos presenciando un cierto aumento de las iniciativas enfocadas a cambiar el paradigma de las relaciones entre el artista y el oyente. En general, hablamos del mundo de los conciertos, actuaciones en directo, encuentros…Los mismos músicos están buscando esos contactos sin intermediarios con su público y tras épocas de “estrellato” dictado por las políticas de las compañías discográficas, ahora podemos observar una creciente necesidad de más directo por menos dinero, más contacto con el oyente, más diálogo entre las dos partes del proceso musical.

John Zorn, el dueño del sello Tzadik, es patrocinador y director artístico un club en East Village. La idea de Zorn es sencilla, por no decir que de toda la vida: fomentar las actuaciones en directo. Y como era de esperar el enfoque de Zorn es hacia los músicos vanguardistas y experimentales, garantizándoles la totalidad de los ingresos de los billetes. Zorn, conocido por sus manifiestos sin pelos en la lengua (radical Jewish culture etc…), aquí nos deja la explicación de su nuevo proyecto. Curiosa la iniciativa, si queremos recordar que precisamente Tzadik, mejor que nadie, representa el vicio de las discográficas de vender los discos a precios exagerados.

La temporada 2010 de la sala The Stone arranca con una serie de conciertos y actividades interactivas. Para empezar bien el año Zorn invitó a uno de sus amigos más íntimos, un músico a quién el paso de los años parece incitar a más ruido, más rupturas, más descubrimientos. Marc Ribot, el hombre que ya no cabe en las estrechas categorías de “guitarrista de Zorn” o “líder de Ceramic Dog” preparó un taller o –más bien– un encuentro bajo el lema: “todo lo que siempre quisisteis saber sobre mí, pero nunca os atrevisteis a preguntar”. Podría parecer un formato de talk-show, si no fuera por el motivo puramente musical, ya que la condición de entrada consistió en traer un instrumento y – sin falta – una pregunta…Tras ese ejercicio de comunión intelectual entre los fans y el gran guitarrista, todo el mundo asistió a un concierto “íntimo” de Ribot. Con los siguientes artistas que se presentarán en The Stone este mes, los afortunados asistentes de los seminarios podrán simplemente “tocar” (Uri Caine,11 de enero), aprender los ritmos del mundo (Cyro Baptista,18 de enero) o la composición e improvisación (Duck Baker, 25 de enero).

Quién pase por Nueva York que no se lo pierda y que nos lo cuente.

Kalina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Retroriff. Usamos cookies.