Justice acusados de hacer playback en sus directos

just-r.jpg

El duo Justice ha tenido una mala semanita después de haber admitido que en su álbum han utilizado unos 400 samples sin acreditar. La polémica les ha acompañado seguidamente debido a la publicación en los foros de Erol Alkan de una foto en la que uno de sus dos miembros — Gaspard Augé — aparece en plena actuación con una controladora MIDI desconectada a la corriente, es decir, haciendo una sesión unplugged al estilo Nirvana.

El suceso ocurrió el pasado 8 de noviembre en el festival Warehouse Project celebrado en Manchester. Parece ser que el duo frances dejó a sus asistentes entusiasmados hasta que unos días después saltó la liebre. Muchos seguidores del grupo se han sentido decepcionados por haber descubierto que los Reyes Magos no son los padres, mientras que los que saben de qué va todo esto de los directos electrónicos los han tildados de ingenuos.

El acusado se ha «justificado» alegando que en esos momentos estaba mirando el ordenador y descubriendo que la pantalla azul se había vuelto negra. Así que volvió a ehchufarlo y continuó la fiesta sin que nadie del público se percatara. Esta es la foto en la que puede verse a Gaspard Augé conectándolo.

Hay un tipo de público al que que siempre le costará aparcar la larga tradición musical de directos no electrónicos y tolerar que los músicos digitales hagan uso de pregrabaciones sin más. Pero seamos claros: la música electrónica en directo en la que los músicos están recreando cada una de las notas y de los beats que aparecen en sus grabaciones de estudio no existe. El artista electrónico normalmente sube al escenario con una serie de loops y samples que mezcla con filtros según el feedback que mantiene con su público. Un trabajo psicológico muy parecido al del DJ, el cual también trabaja con material pregrabado. Por lo tanto, según los viejos esquemas del rock o de la música clásica, el artista electrónico hace playback. Según el músico electrónico la tarea de éste es hacer un live set de música electrónica, tal y como debe hacerse.

En realidad qué importa que en estos macroconciertos se secuencien los temas en directo o se reproduzca un CD mientras el artista consulta su correo electrónico. En este tipo de conciertos el virtuosismo interpretativo no suele ser uno de sus fundamentos, y gran parte de la creatividad musical se la trae uno de casa.

A aquella vieja frase John Cage «New music, new listening», podríamos añadirle un «new live performing».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Retroriff. Usamos cookies.