El nuevo álbum de James Leyland Kirby

Leyland Kirby

James Leyland Kirby, músico y productor más conocido como V/Vm o The Caretaker y quien recientemente ha enviado una lista con sus álbumes favoritos a nuestra sección Jukebox, acaba de lanzar su último trabajo en formato CD. Por primera vez ha lo firmado haciendo uso de su nombre real, aunque éste no suponga una ruptura con sus anteriores proyectos, sino más bien una coherente y madura continuación. Este triple CD de cuatro horas de duración lleva como título la desesperanzadora afirmación «Sadly The Future Is No Longer What Is Was» y viene ilustrado con unas hermosas pinturas de Mancunian Ivan Seal. En The Fact el mismo artista lo ha descrito como la banda sonora de un mundo en declive, un documento sobre la pérdida, un ensayo de la melancolía. Y en su web personal nos ofrece otra interesante descripción:

It could be said it’s about the the fragility of existence and about those times when we pace the streets for answers when the ground under our feet is not so stable.Those times when we feel invisible to all those around us as we continue to walk, searching for signals and connections, at a loss to our situation and looking for a new pathway forward.

As a document it’s emotional and personal, heartbreaking and gentle, it’s a six month fairy tale from the big city complete with heroes and villains, with winners and losers.

El álbum ya fue lanzado en septiembre en formato vinilo y en edición limitada, y todas sus copias fueron vendidas para la grata sorpresa de su autor. El lanzamiento en triple CD que distribuirán los sellos Norman Records, Boomkat y Forced Exposure, supone una interesantísima noticia para quienes no pudieron conseguir una obra que ha sido recibida por el crítico Louis Pattison en The Guardian como uno de los mejores álbums de ambient de los últimos años, y comparada con «Select Ambient Works Volume II» de Aphex Twin.

Los elogios de esta trilogía no van mal encaminados. El paso del tiempo y la memoria que definieron a The Caretaker siguen obsesionando a James Kirby. Su piano acompaña unas suites largas y envolventes que nos transpostan hacia un paisaje atmosférico de lúgubre belleza. Kirby parece evocar las atmósferas gélidas del romanticismo, a la vez que traza un palimpsesto sonoro que recuerda las pinturas del pintor alemán Anselm Kiefer. No dudaremos en incluirlo entre los mejores discos del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Retroriff. Usamos cookies.