Bienvenido a Retroriff. Usamos cookies.

Siete grandes álbums de downtempo metal

Publicado el

on muchas y muy diferentes entre sí las bandas que engloban una escena musical que para evitar discusiones estilísticas hemos denominado downtempo metal. Nos referimos a un tipo de música que ha tomado como referencia los estamentos de Black Sabbath y la influencia de The Melvins, y la han mezclado con otras fuentes tradicionalmente alejadas del metal, como son el ambient o el minimalismo de Dream Syndicate. Géneros y subgéneros como el drone metal, stoner metal, sludge metal y muchos otros, tienen en común un tempo lento y un afán de experimentación que los aleja de las rígidas fronteras del metal canónico. Su público es heterogéneo y no necesariamente metalhead. Han pasado más de 15 años desde que surgieran los estilos derivados del doom metal que vamos a tratar aquí. Pero basándonos en su considerable actividad discográfica y la constante evolución de su obra, podemos afirmar que estamos delante de una escena en vida, cuya creatividad todavía no se ha agotado.

Consideramos menester hablar de ellos ahora más que nunca porque diversos motivos nos llevan a pensar que este año han alcanzado la cumbre de su popularidad. Hace tiempo que algunas de sus protagonistas han alcanzado el estatus de «clásico». Bandas fundamentales como Khanate o Sleep llevan años desmembradas. No obstante el buen momento que vive la escena nos ha traído recientemente el trabajo póstumo de la extinta Khanate, y un acontecimiento más que interesante: trece años después de su ruptura, el próximo septiembre Sleep volverá a subir a un escenario. También las bandas todavía en activo están rememorando sus trabajos legendarios, como sucede con Sunn O))), los cuales celebran sus 10 años de existencia con una gira en la que interpretarán su ópera prima «The Grimmrobe Demos».

Además de homenajear sus mejores frutos, el 2009 nos trae importantes novedades discográficas. Sunn O))) publicará en mayo «Monoliths & Dimensions«, su esperado séptimo trabajo. Un álbum ambicioso y prometedor que cuenta con un importante grupo de colaboradores. Después de la escisión de Chris Hakius, Om lanzará en septiembre un cuarto álbum con el que estrena baterista. También veremos el nacimiento de Shrinebuilder, un nuevo supergrupo formado por miembros de Saint Vitus, Neurosis, Sleep y Melvins. Además, podemos vaticinar que la escena aumentará su popularidad notablemente en mayo, fecha en la que la última película de Jim Jarmusch llegará a las pantallas, y cuya banda sonora ha sido compuesta por Earth, Sunn O))) y Boris.

Todo esto hace que sea un momento oportuno para repasar algunos de los mejores trabajos que nos han ofrecido en estos años. Hemos seleccionado solamente siete de ellos a pesar de que la lista podría aumentarse con 3 o 4 álbumes más. Sin ir más lejos, nos hemos reservado a los pioneros Leng Tch’e de Naked City y Lysol de The Melvins para la siguiente ocasión.

earth2.jpg

Earth, «Earth 2: Special Low-Frequency Version», SUB POP, 1993

Uno de los álbums más influyentes de los 90 es la obra seminal de Earth, los padrinos del drone metal. Con este trabajo, la banda liderada por Dylan Carlson estableció las bases de un género metálico, minimalista y pausado, construido mediante los drones o zumbidos del amplificador. Earth fusionaban así el doom metal de The Melvins con el minimalismo de Dream Syndicate, que a su vez echaba raices en la música india importada por músicos como Pandit Pran Nath.

Earth 2 ejerció un gran impacto a muchas bandas que emergían por entonces. El álbum está compuesto por 3 temas monótonos y de larga duración, cuyos principios son llevados al extremo en «Like Gold And Faceted», un extenso colofón predominado por un riff de una única nota. Imprescindible.

boris.jpg

Boris, «Absolutego», FANGS ANAL SATAN, 1996

Es una declaración de intenciones el hecho de que los japoneses Boris deban su nombre al tema homónimo del álbum «Bullhead» de Melvins. No obstante la banda ha transitado por varios estilos no siempre sosegados. Destacamos su debut «Absolutego» por tratarse de otra pieza fundamental del drone metal. Contiene un único tema de 65 minutos formado por varios pasajes que transitan de Earth a Melvins. Cierra el disco un angustioso zumbido que se extiende eternamente. La edición 2001 que publicó Southern Lord añadió «Dronedevil», un bonus track a baja frecuencia de 7’5 minutos.

khanate.jpg

Khanate, «Clean Hands Go Foul»HYDRA HEAD, 2009

Aunque este trabajo ha sido lanzado a principios de año, podemos hablar de Khanate en pretérito ya que la banda hace años que sigue extinta. El supergrupo que formaran en el 2001 James Plotkin, Stephen O’Malley y compañía, ha publicado un álbum póstumo, hermano de «Capture & Release» según el propio SOMA. Fue grabado en el 2005, y su producción y voces se ha ido completando hasta el 2008. Posee una estructura más compleja que sus obras iniciales y unos pasajes atmosféricos que evocan con mayor intensidad la tensión interna que la banda ha sufrido durante 6 años.

sleep.jpg

Sleep, «Dopesmoker», TEE PEE, 2003

Trabajos seminales como «Sleep’s Holly Mountain» situaron en los 90 a Sleep en la cumbre del stoner metal. No obstante elegimos «Dopesmoker» por tratarse de un disco maldito y por haber llevado al extremo su estilo pausado y repetitivo. El que supuso su tercer álbum fue grabado en 1995 y estaba formado por un sólo tema de una hora. Su discográfica London Records le pronosticó fracaso comercial y fue rechazado. Sleep volvió al estudio y fragmentaron el tema en 6 partes y rebautizaron el álbum como «Jerusalem». También fue rechazado y la banda decidió separarse. En 1999 «Jerusalem» pudo ver la luz y «Dopesmoker» lo haría finalmente en el 2003.

corrupted.jpg

Corrupted, «Se Hace Por Los Suenos Asesinos»HG FACT, 2004

Aunque japoneses, Corrupted cantan principalmente el español. Puede que por ese motivo le falte una ñ al título del álbum que nos ocupa. «Se Hace Por Los Suenos Asesinos» lo forman tres largos temas, el primero de ellos acústico y ligero. Los posteriores más conformes al estilo característico del grupo, es decir, pesado sludge metal con riffs lentos de baja frecuencia y una indescifrable lírica que recuerda a Brujería.

black_one.jpg

Sunn O))), «Black One», SOUTHERN LORD RECORDS, 2005

Probablemente Stephen O’Malley sea hoy día el personaje más interesante del metal experimental gracias a sus innumerables proyectos (Khanate, Burning Witch, KTL, etc ). Con Sunn O))) rindió inicialmente homenaje a sus admirados Earth, pero en sus posteriores trabajos se atrevió a explorar otras fronteras estilísticas. «Black One» no defrauda a quienes disfruten de drones interminables y atmósferas decrépitas. SOMA y Greg Anderson cuentan aquí con la participación de los cantantes de black metal Malefic y Wrest, y con el experimentador John Wiese entre otros. El resultado es un álbum oscuro, profundo y aterrador.

om.jpg

Om, «Conference of the birds», HOLY MOUNTAIN, 2006

Después de la escisión de Sleep, dos de sus componentes, el bajista Al Cisneros y el baterista Chris Hakius, continuaron explorando las ideas que planteó su banda predecesora. El stoner doom se encuentra aquí con algunas reminiscencias psicodélicas a través de temas largos, pausados y repetitivos. Con el mismo título del célebre álbum de Dave Holland, «Conference of the Birds» es su mejor trabajo hasta la fecha. La revista The Wire lo situó en cuarta posición entre los mejores discos del 2006. Lo componen dos temas que suman un total de 33 minutos. «At Giza» recuerda «A Saucerful of Secrets», mientras que «Flight of the Eagle» hace gala de ser uno de los mejores del género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *