La paradoja de los músicos que pasan de cobrar poco a pagar a la discográfica

El abogado David Bravo, especialista en propiedad intelectual y defensor de la cultura copyleft, ha publicado un interesante artículo en su blog sobre las comisiones que reparten y recogen las discográficas. Parece ser que éstas de llevan un porcentaje de los beneficios que generan los conciertos, a pesar de no participar en su promoción. Se da la paradoja que en un mundo en el que cada vez se venden menos discos y en el que los músicos dependen cada día más del directo, los músicos podrían pagar a las discográficas más de lo que perciben de ellas.

Antes, cuando sabíamos lo poco que cobraban los artistas, nos sorprendía la hipocresía que suponía que un ejecutivo de una discográfica se golpeara el pecho fingiendo defenderlos. Ahora no cobran poco por su trabajo. Ahora pagan. Si a algún afortunado todavía el saldo le da positivo, con el paulatino descenso de la venta de discos, pronto le dejará de pasar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Retroriff. Usamos cookies.