Composición musical a base de impulsos eléctricos

La última creación de Daito Manabe (ingeniero y matemático tokyota) es un curioso sistema electrónico que sincroniza una composición musical con los músculos faciales mediante electrodos adheridos a su piel. Pequeñas descargas eléctricas modelan sus expresiones, de tal manera que cada sonido se traduce en un gesto imposible.

Híbrido entre máquina y ser humano, la simbiosis queda patente con la demostración publicada en Youtube y que podemos ver en los vídeos que acompaño. El efecto es tan espectacular que resulta sobrecogedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Retroriff. Usamos cookies.