El concierto más largo de la historia: Organ 2 de John Cage

cage-r.jpg

El pasado 5 de febrero la iglesia St. Burchardi de Halberstadt, Alemania, vendió todas las localidades a un público que acudió para presenciar la ejecución de una sola nota de su órgano, con el cual están interpretando una pieza que terminará el 5 de septiembre del año 2.640. Se trata de la composición Organ 2 de John Cage, escrita en 1987 y de la cual su autor especificó un tempo indeterminado: «debe tocarse tan lentamente como sea posible».

Una indicación como «As Slow As Possible» proviniendo de un músico como John Cage ha generado un intenso debate sobre su duración. ¿Con que lentitud debe tocarse? En 1997 un grupo de músicos y filósofos discutieron esta cuestión en Trossingeny, Selva Negra, y se sugirieron diferentes propuestas. Cage podría referirse al tiempo máximo que aguanta tocando un ser humano hasta perder sus fuerzas o agotar su paciencia. Siguiendo esta pauta, ese mismo día 5 de febrero Diane Luchese completó la interpretación de Organ 2 ininterrumpidamente durante 14 horas y 56 minutos. La dificultad de esta ejecución reside en dar a a cada nota una longitud proporcional a la de las 8 páginas que ocupa su partitura original.

No obstante en esa conferencia alguien planteó que su duración debería corresponder al tiempo en el que vive un ser humano. Según esta idea Organ 2 debería ser ejecutada tanto tiempo como indica la esperanza de vida media mundial, la cual equivale hoy día a unos 66,7 años. Pero la propuesta más consensuada fue la de perlongar la pieza con la vida de un órgano, la cual no es finita si se le procura un mantenimiento adecuado. ¿Entonces qué referencia podría usarse? El primer teclado moderno para órgano fue construido en la catedral de Halberstadt en 1361. Se eligió acordó elegir como duración el tiempo transcurrido desde ese día hasta la fecha de inicio de su interpretación. El resultado son 639 años.

Se ha construido un órgano específamente para este fin, protegido mediante cristal para reducir el volumen de su sonido constante. La pieza empezó a ejecutarse el 5 de septiembre del 2001, coincidiendo con el 89 aniversario del fallecido compositor, aunque durante meses nada pudo oirse ya que la obra empieza con un silencio, que en esta interpretación equivale a 20 meses. La primera nota se escuchó el 5 de febrero del 2003 y desde entonces se han ido sucediendo una o dos notas por año. Para conseguirlo las teclas del órgano se mantienen pulsadas durante meses a través de unos sacos de arena que las sostienen presionadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenido a Retroriff. Usamos cookies.